Logo de Vigo360

Vigo360

El nuevo acceso a la AP-9V desde la nueva estación de autobuses de Vigo
El nuevo acceso a la AP-9V desde la nueva estación de autobuses de Vigo

Cómo ser una empresa de transporte de éxito

Ariel Costas - 28/12/2022

Si hay algo que sea importante en esta vida es ser recordado, por cuanta más gente mejor. Da igual si es para bien o para mal, ser recordado significa haber tenido éxito, aunque algunos digan que el éxito es estar orgulloso de lo que has hecho con tu vida. Esto se aplica tanto a nivel personal como a nivel empresa: una empresa de éxito es aquella que es recordada, aún tras su muerte. Por eso, hoy voy a dar unos consejos para montar una empresa de transporte público, ya sea urbano o interurbano; y de trenes o de autobuses.

Sé amable con los demás

Si algo es importante es la amabilidad. Hay que mantener una buena relación, aunque pueda costarnos dinero. Por ejemplo, como empresa tenemos que hacer regalos ocasionales a los políticos de la administración que gestiona el transporte en nuestra área. Unos vinos en navidad, o donaciones a ciertas causas pueden ser una buena forma de tratar a los políticos, aunque todos sabemos que siempre velan por el mejor interés de los ciudadanos y no va a cambiar nada.

Con los viajeros también hay que ser amables, al menos en comunicaciones que quedan registradas (como correos electrónicos). Por eso, hay que responderles de forma muy extensa y con términos muy complejos, repitiendo lo mismo una y otra vez, aunque estemos equivocados o nos estemos saltando contratos o leyes (los gobernantes nos aman, gracias a los regalos mencionados previamente).

Mantén la moral alta

Aún diciendo lo anterior de ser amables, aunque sin admitir nuestros fallos, hay que mantener alta la moral entre los empleados. Por eso, permitimos que hagan básicamente lo que les de la gana sin riesgo de sanción. Por ejemplo, si alguien circula tarde por norma, o se salta ciertas normas de tráfico y un viajero manda un correo quejándose, no haremos nada al respecto.

También podemos reírnos del viajero, tanto por nuestra cuenta como en colaboración con la administración. Podemos publicar unos horarios y realizar otros, o decir que cierto autobús sí funcionó aunque pasó a una hora totalmente distinta a la publicada, o por otro lugar, o saltándose una parada por llegar antes a cabecera para tomar el café de rigor.

Por otra parte, mantener la moral alta permitiendo cualquier barbaridad nos permite recibir más correos de queja. No nos equivoquemos, aunque parece que los usuarios nos detestan y nos ponen a parir con cada queja que mandan, nos están beneficiando y dando fama, porque hablan de nuestra empresa.

Ahorro de costes

Relacionado con lo anterior, recibir quejas de los viajeros es muy útil para ahorrar costes, ya que en vez de pagar caros (y durante la pandemia, escasos) suministros de papel de baño, podremos emplear las quejas para tal fin (aparte de reírnos del viajero de turno), con lo que estamos ahorrando costes.

Otra buena forma de ahorrar costes es arreglar de forma casera los problemas. Así pues, en vez de reparar una máquina billetera que funciona mal, simplemente daremos la instrucción de que cada vez que falle se arregle a hostias, hasta que la máquina realmente no funcione, en cuyo caso dejaremos de dar billetes a los viajeros (les es ventajoso, viajan gratis) o los elaboraremos con recortes del periódico local de hoy.

También tenemos que ahorrar costes en los sistemas de información:

  • En lugar de renovar la web para que sea usable en teléfonos móviles (el dispositivo más usado hoy en día) y funcional para los viajeros, mantendremos la que tenemos, aunque sea más antigua que cualquier vehículo de la flota.

  • En vez de comprar letreros electrónicos, los seguiremos poniendo en papel, que son totalmente legibles, especialmente cuando son tamaño A4 y estás a 50 metros de la parada yendo a, por lo menos, 50 km/hora.

  • Damos un paso más en lo anterior: en vez de imprimir los letreros, podemos hacer al personal elaborarlos a mano con bolígrafo, o favorecer las manualidades y el reciclaje en la empresa utilizando recortes de periódicos. Así por ejemplo, un autobús con destino Vigo puede tener como indicador del destino un recorte del título del Faro de Vigo.

  • No informar de los cambios en el servicio imprimiendo horarios nuevos o planos de líneas. En su lugar, permitiremos a los viajeros escribir en el propio papel del horario indicando cuando cierta frecuencia se elimina, o la hora de paso real, o también nuestro teléfono de contacto (que no contestaremos, claramente) para consultar el horario actual.

  • Reutiliza flota: en vez de tener vehículos adaptados al recorrido (buses pequeños para el rural, buses más grandes para líneas de larga distancia por autopista), usaremos cualquier bus para cualquier línea, sin preocuparnos por el confort del viajero o que el autobús pueda maniobrar correctamente por cada lugar.

Estos ahorros nos permiten realizar después ciertos gastos para fingir que cumplimos con los contratos, haciendo recorridos de solo bajada donde no quiere bajar nadie. También nos permite tener el capital social para montar múltiples sociedades que concurran a los contrato en forma de UTE (permitiéndonos tener más contratos sin ser un monopolio).

Busca al enemigo externo

Puede que tras aplicar las técnicas anteriormente mencionadas nos ganemos algunos enemigos como empresa, que nos denuncien, que nos llamen de todo en redes sociales, que nos pongan apodos insultantes… Esto se remedia echando la culpa de todos nuestros males a otros.

Por ejemplo, si nuestros servicios son recortados constantemente para ahorrar dinero, podemos echar la culpa a la administración de que son ellos quienes imponen los recorridos u horarios; o podemos decir que es culpa de la situación actual en la que nos encontremos (una guerra, una pandemia…) aunque probablemente solo sea nuestro amor por el dinero.

Este consejo también lo debes aplicar si eres político/a, y probablemente te lo enseñasen en la carrera. Si no quieres hacer algo, en vez de decir que no quieres, usa a otra administración como excusa. ¿No quieres que los autobuses hagan un giro ligeramente complicado pero que ahorra tiempo y recorrido? Dí que quieres permitirlo, pero que la otra administración no ha proveído ciertos informes y que por tanto no quieres dejarles.

Conclusión

Podría dar más consejos, pero creo que estos son los más fáciles de aplicar y que pueden ser una buena forma de comenzar tus operaciones como empresa. Si quieres más consejos, en lugar de buscar en internet, copia todo aquello que hagan tus competidores del sector, ya que si lo hacen y les va bien, es por algo.

Como nota final. Este artículo es humor y sátira, y no debe ser tomado en serio ni muchísimo menos. Estos consejos se basan en sucesos reales y ficticios, y en ningún caso se deben tomar como acusaciones hacia ninguna empresa o administración. Si alguien pertenece a dichas organizaciones y se ha dado por aludido con algún punto, no es un problema mío, sino suyo.

Opinión
Un MAN Lion's Intercity de Lugove, en la cabecera de Baiona.

La información del transporte interurbano, disponible en Google Maps

Recientemente se empezaron a incorporar datos del transporte interurbano de la Xunta de Galicia en Google Maps, hablamos de ello

Un autobús de Flixbus volviendo a la cochera de Monbus tras prestar un servicio regional de esta empresa.

El himno oficioso de Monbus: Videoclip

Hoy presentamos el videoclip del himno oficioso de Monbus, la que creemos que será la canción del verano para muchos.

El nuevo 6802 en Cánovas del Castillo, realizando la línea C1.

Välkommen, Volvo

Hoy se estrena un nuevo fabricante de autobuses en Vitrasa: Volvo.

Comentarios

Mónica  - publicado 28 Dec. 22:34

Mis dieces, ahora ya sé qué debo hacer como futura empresaria. Gracias por los consejos, iba un poco perdida

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Déjanos tu comentario

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.