Logo de Vigo360

Vigo360

Autobuses de Monbus en su sede de Vigo, en Gandarón, dos de ellos con matrícula provisional
Autobuses de Monbus en su sede de Vigo, en Gandarón, dos de ellos con matrícula provisional

Los descuentos al transporte público del Gobierno y de la Xunta

Daniel Antomil - 15/09/2022

Contexto

Tras la crisis del COVID, el mundo comenzó a ponerse a funcionar a una velocidad mayor a la que se ponía a extraer el crudo necesario, lo que ocasionó un aumento del precio de la energía, y una inflación que no se veía desde los tiempos de la transición, todo ello agravado con la guerra de Ucrania. El precio del combustible comenzó a ponerse a unos niveles cercanos, y en ocasiones, superiores a los 2€ el litro, cuando hace dos años estaba a 1,2€.

Y una de las medidas del Gobierno, aparte de subvencionar 20 céntimos por litro de combustible, fue rebajar un 30% el precio de los abonos de transporte público, y poner gratis los bonos de cercanías y media distancia. Las administraciones local y autonómica pueden aumentar dicho descuento un 20% con fondos propios. La iniciativa se pone en marcha desde el 1 de septiembre y en principio, acabará el 31 de diciembre.

El nuevo plan de transporte público de Galicia.

El nuevo plan de transporte público de Galicia, iniciado en 2020, revolucionó la tarificación de las líneas. Antes, las tarifas se decidían por concesión, y podía ser precio único por línea, o precio por destino, con unas tablas para cada parada, con tarifas que iban aumentando progresivamente.

En 2011 se estrenó el Plan de Transporte Metropolitano, que sería la avanzadilla de lo que iba a suceder a partir de entonces. En las áreas metropolitanas de A Coruña, Ferrol, Lugo, Santiago de Compostela y Vigo, se aplicarían unas tarifas únicas para cada municipio, estableciendo un sistema de saltos, que marcaría el cambio de una tarifa a otra. Además, se establecían bonificaciones y transbordos gratuitos a través de una tarjeta que se conseguía en Abanca.

Además, con la Tarxeta Xente Nova se establecería la gratuidad del servicio a los menores de 18 años. Dicha gratuidad consiste en que se recarga la tarjeta como si fuera una tarjeta normal, pero cada 15 días el dinero gastado se devuelve.

Con la aplicación del nuevo plan de transporte público, las tarifas se unificarían para todas las concesiones. Se establece una percepción mínima de 1,50€, y a partir de ahí se aumentaría 50 céntimos por cada 5 kilómetros, tomando como referencia una parada de cada ayuntamiento, por lo que la tarifa final será la misma para todas las paradas de un mismo ayuntamiento.

Por ejemplo: De Vigo a Gondomar el precio del viaje es 1,50€, da igual que te desplaces a Vincios, a Gondomar, a Couso o a Mañufe. Antes, la tarifa eran 2,50€, un poco menos si vas a Vincios y más si vas a Couso.

Además, se permite la utilización de la tarjeta del Transporte Público de Galicia en todas las líneas y en todas las concesiones (con un 10% de descuento del billete ordinario), y se amplía el uso de la Tarxeta Xente Nova hasta los 21 años, con un límite de 60 viajes mensuales. Esta tarjeta se aprovecha para las líneas escolares, teniendo que llevar los escolares su tarjeta y pagar con ella.

Dicho plan dejó rebajas en las tarifas:

  • De Vigo a Gondomar, pasa de 2,50€ a 1,50€
  • De Vigo a Ponteareas, pasa de 2,85€ a 2€
  • De Vigo a Tui pasa de 3,25€ a 2,50€

Pero también subidas:

  • De Vigo a Ponte Caldelas/A Lama, pasa de 1,55€ a 3€ y 3,50€ respectivamente.
  • De Vigo a Pontevedra pasa de 2,05€ a 2,50€.
  • De Cangas a Pontevedra pasa de 1,40€ a 2€.

Todo esto sin acceder a las rebajas que da derecho la tarjeta de la Xunta, que abarata aún más las tarifas.

Además, algunas concesiones tienen bonos que rebajan aún más las tarifas. Monbus tiene bonos de 50 viajes, con una rebaja sustancial del precio por cada viaje. Lugove tiene unos bonos que como mínimo te rebaja un 30% del precio del billete, pudiendo ser más si se realizan viajes con un origen/destino concreto.

Por ello, gracias al nuevo Plan de Transporte Público de Galicia, se puede aplicar el plan en Galicia, hasta 2020 sería imposible en la mayoría de concesiones.

La aplicación del plan en Galicia.

La aplicación ha sido desigual. De las cinco ciudades con transporte urbano propio, ninguna ha puesto dinero propio en ella, quedándose solamente con el 30% del Gobierno. Es el caso de A Coruña, Santiago de Compostela y Vigo (en este último caso con un acto público abochornante y con un bombo y platillo que parece que es como si lo pagara el alcalde de su propio bolsillo, cuando él no pone nada, ni el 20% que puede poner el ayuntamiento). Otras dos ciudades se han negado. En el caso de Lugo, porque consideran que sus tarifas son muy baratas (0,45€ con un bono normal y 0,64€ con transbordo). Y Ourense porque cambiar las tarifas es un proceso muy largo y que para cuando se aplique el plan, ya será diciembre y casi se acabará el plan (igual es esa la causa de que los precios lleven congelados desde 2006, porque la burocracia es muy lenta).

Pero Lugo ha rectificado, y a partir del 22 de septiembre, aplicará el plan.

Por parte de la Xunta, la aplicación es del 50%, no obstante, la Xunta lo ha vendido como si fuera suyo, porque según ellos, el Gobierno Central todavía no ha aportado nada. Se aplica a todos los autobuses gestionados por ellos (como los urbanos de Pontevedra, Vilagarcía de Arousa y Ferrol), también a los barcos entre Vigo, Moaña y Cangas y a las líneas de tren con tarifa impuesta por la Xunta. La aplicación completa la justificaron también por la gratuidad de los trenes, que ponía en riesgo a determinadas empresas de transporte en carretera (especialmente a las que hacen recorridos complementarios a las vías del tren).

La aplicación del plan

La aplicación del plan ha sido muy buena, en las inspecciones que realicé, solamente en la línea de Cangas a Pontevedra se me cobró la tarifa normal, el primer día de aplicación del mismo. En las líneas de tren, la gratuidad de los bonos, unido a la ausencia de refuerzos, ha ocasionado la saturación de las mismas, en las que cuesta horrores encontrar un sitio libre. Además, hay gente que reserva su plaza y no la usa, para desesperación de los viajeros que desean encontrar un sitio libre.

Por ello, Monbus ha decidido darle una vuelta de tuerca a las rebajas, y anunció un descuento del 95% en las relaciones de tráfico del Eje Atlántico más frecuentes, para competir con la gratuidad de Renfe. Utilizando la tarjeta TMG se puede viajar de Vigo a Pontevedra por 0,11€, a Santiago por 0,34€…

Tales descuentos ocasionaron una avalancha de viajeros procedentes del tren, que obligó en ocasiones a reforzar el servicio del eje atlántico. Ignoro si el descuento adicional lo asume la Xunta o Monbus (aunque esta última la mitad del precio rebajado lo tiene asegurado).

Opinión personal

Estamos probablemente ante una iniciativa muy acertada por parte del Gobierno de España, que en las últimas decisiones relacionadas con el asunto del transporte (y todo lo que lo rodea, el cambio climático, la contaminación…) se había dedicado solamente a prohibir (las zonas de bajas emisiones, que solamente sirven para perturbar en mayor o menor medida la vida de la gente más pobre, que es la que tiene los coches más contaminantes), subir impuestos, crear comisiones y gastar los cuartos de los contribuyentes en propaganda, que solamente sirve para pagar a determinadas empresas por servicios inútiles y para enchufar a gente del partido.

En este caso, el dinero de los impuestos se ha utilizado para facilitar la vida a la gente, e intentar convencer de las bondades del transporte público. En muchas ocasiones, determinados defensores de las ideas ecologistas y similares, se dedican solamente a insultar a la gente que utiliza su coche para moverse, lo cual, además de ser una idiotez, solamente sirve para colocarse una falsa aureola en la cabeza. Sobre todo si es gente que practica lo mismo que critica en los demás, algo muy común en la gente que dice a los demás como deben comportarse.

Solamente convenciendo a la gente se puede conseguir que determinados desplazamientos pasen a realizarse en transporte público. Y una forma de convencer a la gente es rebajar su precio y mejorar el servicio, para que sea realmente competitivo y el cambio merezca la pena. Y más en días como los nuestros, cuando el precio de los combustibles están por las nubes, lo que actúa como efecto disuasorio de muchos desplazamientos, unido a una inflación que en la cesta de la compra se sitúa en el 20%, unos precios de la electricidad desbocados, las hipotecas que vuelven a subir, y unos sueldos que no suben.

Por otra parte, hay que felicitar a Monbus por sus descuentos, una compañía que en muchas ocasiones ha sido criticada por mi parte, hoy se lleva mi aplauso por esta iniciativa. Por lo que insistimos, en este blog se critican y aplauden iniciativas y comportamientos, con independencia de quienes los practiquen, estamos en una página seria, aquí no existen bandos ni somos de ningún partido, asociación, gremio… Es más, detesto a todas estas personas que critican o apoyan iniciativas solamente si las apoya o critica su partido y esta iniciativa sería aplaudida con independencia del partido político que la llevara a cabo. Por lo que ya advierto que todo tipo de insultos, acusaciones de pertenecer a un bando u otro y cualquier forma de propaganda política está prohibida en los comentarios de mis entradas

Rúa do Areal

Paseos por Vigo (5) - Areal - Segundo ensanche

Hoy damos un paseo por la zona comprendida entre la Rúa do Areal y la Avenida de García Barbón, el segundo ensanche de la ciudad

Un Iveco Crossway, vehículo nunca visto en la XG621 ni en la XG622

Las irregularidades en Monbus siguen

Hace poco hablamos de las irregularidades en la XG621, las mismas van en aumento, y se trasladan a la XG622

Parte del Castillo de San Sebastián que se conserva en la actualidad

Paseos por Vigo (2) - Casco Vello (de arriba)

Hacemos un recorrido por una parte de la ciudad, en esta ocasión, la parte alta del Casco Vello


Comentarios

Publicar comentario

Nota: el comentario será puesto en cola de moderación, y no será visible hasta que lo apruebe un moderador.