Logo de Vigo360

Vigo360

Vitrasa 371 en Policarpo Sanz, en julio de 2009, con la zona en obras
Vitrasa 371 en Policarpo Sanz, en julio de 2009, con la zona en obras

El corte de la Porta do Sol vino... ¿Para quedarse?

Daniel Antomil - 23/06/2022 (actualizado 24/06/2022)

En mayo de 2009, el ayuntamiento, con dinero del Plan E, humanizó el eje de la Porta do Sol al Paseo de Alfonso XII, por el precio de 4,2 millones de euros. Dicha obra causó graves trastornos a la circulación de los autobuses, a pesar de que se prohibió el paso de todos aquellos vehículos que no tuvieran que circular por allí, que se unió a las obras de la Rúa de Policarpo Sanz. El primer día, decenas de autobuses de Vitrasa se quedaron bloqueados durante casi una hora, cuando durante el cambio de turno, la zona se quedó sin el policía local que regulaba el tráfico.

Dichas obras concluyeron en diciembre de 2009, y el eje quedó humanizado… hasta 2020.

Coincidiendo con la caducidad de la concesión del aparcamiento de la Porta do Sol, el Concello quiso aprovechar el agujero para construir un túnel, que saldría en Elduayen, y peatonalizar la plaza. Si bien, las obras iniciales comenzaron en febrero, no fue hasta el 9 de marzo de 2020, que se hizo necesario cortar la plaza, durante al menos dos años.

Las líneas de Vitrasa siguieron los siguientes desvíos:

  • Las líneas que iban a Pi y Margall y Torrecedeira, comenzaron a bajar por Velázquez Moreno, Praza de Compostela, García Olloqui, Cánovas del Castillo, Gaiteiro Ricardo Portela y Conde de Torrecedeira. En sentido contrario, harían lo mismo, subiendo por Reconquista, excepto las líneas 5B y 12A. El 11 haría lo mismo en sentido San Miguel. y el 10 dejaría de ir por Rosalía de Castro para ir por García Barbón.

  • La línea 5B desde García Barbón iría por Colón, Urzáiz, Venezuela, Paseo de Granada, Cachamuíña, Falperra y Pi y Margall. La línea 12A, desde la Plaza de España bajaría por Couto y Marqués de Alcedo, yendo en sentido contrario por Venezuela.

  • Las líneas 4A y 4C desde Camelias irán por Venezuela, Gran Vía, Urzáiz, República Argentina y Colón, apagando los rótulos en Gran Vía o en Urzáiz según el sentido, para no confundir a la gente. La línea 11 desde Gran Vía giraría directamente a la derecha en Urzáiz. Las líneas 7 y 12B bajarían Gran Vía, Urzáiz, República Argentina, García Barbón, Colón, Urzáiz, Gran Vía y Venezuela. El 17 pasaría a ir por Venezuela, Gran Vía, Urzáiz, Colón y García Barbón, y el 12B en sentido Meixoeiro iría directamente por Venezuela, sin bajar al centro.

  • La línea C2 pasaría a ir desde Reconquista por Policarpo Sanz, Colón, Urzáiz, Gran Via y Puerto Rico. Para compensar la pérdida del recorrido por Venezuela, en la estación de tren, cambiaría a 16, para mantener la conexión con Venezuela.

  • La línea 24 desde la estación de tren pasaría a ir por Areal, Praza de Compostela, Reconquista, Policarpo Sanz y Colón, y el 9B pasaría a comenzar en Reconquista en lugar de Urzáiz-Príncipe.

  • La línea H1 iría por Torrecedeira, pero se metería por el túnel de Beiramar, saldría a Areal, sube Colón, Policarpo Sanz, donde hace la cabecera, e iba por Velázquez Moreno, Praza de Compostela, García Olloqui, Cánovas del Castillo, Beiramar y Coruña.

  • Se crearon nuevas paradas, en Colón, 26 (parada eliminada en 2010, sustituida por Policarpo Sanz, 40), Praza de Compostela, 35 (movida a Cánovas del Castillo, 28) y enfrente, en el Paseo de Granada, Pi y Margall, 2 y 3. Se eliminó Falperra, 37, y de rebote, Tomás Alonso, 22, Rosalía de Castro, 61 y Vázquez Varela (detrás del Xeral). Policarpo Sanz, 12-16 pasaría a Policarpo Sanz, 26 y Policarpo Sanz, 15 pasaría al 25.

Con el paso del tiempo el H1 comenzó a ir por Torrecedeira en ambos sentidos. Por otra parte, tras varias quejas, el 7, 12B y 17 harían todas las paradas del centro (el 17 no recogía viajeros en Urzáiz, 13 y Colón, 27, el 7 y el 17 no hacían Urzáiz-Príncipe y Urzáiz, 28, y el 12B tampoco Gran Vía, 10, para evitar que la gente piense que va al Meixoeiro cuando va al Cunqueiro). Y más recientemente, el 11 comenzó a hacer la parada de Gran Vía, 13.

Estos cambios iban a durar dos años, pero es evidente que en la Administración todo se retrasa, y más una obra de este calado. Y obviamente, una zona como esta, esconde historia bajo el asfalto.

Durante las obras florecieron restos de la historia que quedaron sepultados por el desarrollo de la ciudad, cuya conservación es incompatible con la construcción del túnel, por lo que o se exponen al aire libre o se trasladan para poder construir el túnel. Y viendo esto, uno se pregunta cuántos restos de nuestra historia se perdieron cuando se construyó el párking de la Porta do Sol, a principios de la década de 1970.

Y ahora el alcalde anuncia que el túnel se prolonga hacia Torrecedeira, que para mí es la opción idónea, y que añade funcionalidad al túnel, permitiendo conectar dos zonas de la ciudad en vehículo sin dar un importante rodeo. Esto supondrá peatonalizar Elduayen y el Paseo de Alfonso XII, sufriendo este último, además del último tramo de Poboadores, una importante reforma.

Por lo tanto, la reforma supondrá más años de obras, y la casi total seguridad de que aparecerán más restos de nuestra historia que retrasarán aún más la obra. Y además, la seguridad de que las líneas actuales de Vitrasa no volverán a su recorrido anterior.

Además, las líneas que podrían utilizar el túnel, están teniendo un tráfico de usuarios muy importante en el Berbés y A Laxe, sobre todo los sábados, y son utilizadas por gente que antaño subía Carral andando para ir a la Porta do Sol a coger el bus, por lo que deberían permanecer con el recorrido actual. Por otra parte, las paradas de Policarpo Sanz están infrautilizadas, trasladándose buena parte de su tráfico a Urzáiz-Príncipe.

Las líneas de Camelias y Pi y Margall pueden utilizar el túnel, subiendo y bajando por Santa Marta y Llorente, eliminando el paso por Venezuela, aunque líneas como el 17 podrían mantener dicho paso por allí.

Y para terminar, respondo con mi opinión personal.

¿Se puede peatonalizar el eje Porta do Sol-Paseo de Alfonso XII y no construir el túnel?

La respuesta es obvia. De facto está cortado, y la perturbación al tráfico es asumible. Además es la solución más barata con diferencia, y más corta. Aunque supondría que el transporte público y el tráfico rodado deben dar un rodeo (más contaminación, más gasto de combustible…) para ir de un lado a otro. Aunque en los próximos años, este problema se va a reducir, con la implantación de vehículos eléctricos o híbridos enchufables. La afectación al transporte público se puede remediar con un nuevo mapa de líneas con un buen puñado de líneas transversales con cabecera en el centro.

¿Qué solución prefieres?

Creo que lo mejor era no hacer la obra y mantener el tráfico como estaba antes. No nos olvidemos que en 2009 ya se humanizó la zona, y es exigible que la humanización sea para que dure varias décadas, no varios años. Por lo que hasta 2040 como mínimo no plantearía una obra de reforma de esta zona. Si hubiera que hacer la obra, si hubiera que gastar poco, peatonalizaría sin túnel, y si quiero construir el túnel, lo llevaría a Torrecedeira. En ningún caso construiría el túnel con salida en Elduayen.

Ex-Vitrasa 6515 en su nueva vida en Ourense

La nueva web de Urbanos de Ourense

Hace unos días la web de Urbanos de Ourense se renovó, aquí la analizamos

Una de las paradas de Vitrasa que próximamente será renombrada con un topónimo.

Nuevas denominaciones de las paradas en Moovit

Exponemos una iniciativa para recuperar la toponimia de Vigo a través de Moovit.

El 6239, aparcado en Samil, haciendo un breve descanso antes de salir con el 15A. Fotografía de Adrián Armesto.

Sobre la bajada de sueldo a los conductores de Vitrasa

La semana pasada el árbitro tumbó de un plumazo las pretensiones de Vitrasa de bajar el sueldo a sus empleados. Aquí lo analizamos