Logo de Vigo360

Vigo360

Autobús de Cerqueiro, de la línea que une el Álvaro Cunqueiro con Bueu, bajo la niebla de la universidad
Autobús de Cerqueiro, de la línea que une el Álvaro Cunqueiro con Bueu, bajo la niebla de la universidad

Por qué dejé de colaborar con Moovit

Daniel Antomil - 17/03/2024

Los inicios

El 25 de octubre de 2018, Moovit se convirtió en aplicación oficial del transporte público de Vigo, debido a un acuerdo entre Vitrasa y Moovit.

Esta app, creada por una startup israelí, se basa en la colaboración de cientos de voluntarios de todo el mundo, que, como en la Wikipedia, dedican su tiempo a mejorar la información del transporte público.

En esa app colaboraban Ariel y Mistervigo, antes de que yo llegara hasta aquí. Pero había un problema, y es que los datos de Vitrasa no se volcaron bien en Moovit, debido a que Moovit no reconoce los puntos de corte que Vitrasa tiene implantados en su sistema (esos horarios de paso por determinadas paradas que aparecen en las tablas). Esto ocasionó que todos los viajes aparecieran en la app como si tuvieran el mismo tiempo, con independencia de la hora y el día, lo cual era rigurosamente falso.

Y ahí entré yo, con el permiso correspondiente, modifiqué los datos de todas las líneas, creando los viajes necesarios para conseguir que el horario que se muestra en la app sea el correcto. Me llevó varias semanas, pero el trabajo mereció la pena, Moovit comenzó a ser una app fiable. Al poco tiempo, me invitaron a formar parte del programa de embajadores, y acepté la invitación.

Mientras tanto, íbamos poniendo las líneas interurbanas. Para ello utilizábamos los proyectos de la Xunta de Galicia, y hacíamos viajes en los autobuses. Y ello me abrió las puertas de ese mundillo, nuevo y apasionante, sobre todo porque después de 10 años, el viajar en Vitrasa me comenzaba a aburrir.

Los mejores tiempos

A finales de 2019, Vitrasa, con el fin de recortar el servicio y mejorar la puntualidad del servicio, implantó un sistema de frecuencias dinámicas que suponía que cada viaje tendría un tiempo distinto entre los puntos de corte, por lo que estas líneas tendrían decenas de viajes distintos, lo que, aparte de dar más trabajo, suponía un auténtico tormento a la hora de mover las líneas cuando había algún desvío.

Y esto sucedió el día que cortaron la Puerta del Sol. La mayor parte de las líneas fueron desviadas, y tuve que cambiar miles de viajes para que el 9 de marzo de 2020, estuvieran las nuevas paradas y los nuevos horarios en la app. Y lo conseguí.

Pero poco descanso iba a tener. Durante esa semana, el COVID-19 se fue convirtiendo en una amenaza cada vez más importante, y el domingo 15 de marzo, todos tuvimos que quedarnos encerrados en casa, durante mes y medio. Y con ello, el servicio quedó reducido a la mitad. Y ahí estuve yo, poniendo el servicio al día, con el confinamiento y la salida del mismo.

Otro de los proyectos fue implantar la app en Ourense, metiendo las líneas de transporte urbano. Las paradas estaban puestas, así que tenía que dotar de contenido las líneas. Y a finales de 2019, la ciudad de Ourense podría utilizar Moovit para sus desplazamientos. Y de hecho, Urbanos de Ourense comenzó a usar esta app como oficial.

Pero no todo iba a ser trabajo. En diciembre de 2019, los tres representantes de Moovit de Vigo fuimos al II encuentro de embajadores, celebrado en Madrid. Fue un gran encuentro, donde pudimos conocer algo de la ciudad, en un ambiente de buen rollo y enriquecedor. Para mí, lo mejor de mi colaboración con Moovit.

Comienzan los problemas

En diciembre de 2021, Vigo360 salió a la luz, y esto comenzaría a suponer un problema para mi estancia en el programa de embajadores, sobre todo, porque nuestro estilo iba a ser crítico, con el fin de mejorar el transporte público, que es nuestro principal objetivo. Al poco tiempo, tras el enésimo incidente con Monbus, publiqué una alerta de servicio para decir que los horarios de esta empresa eran poco fiables, por los incumplimientos sistemáticos del mismo. Esto no sentó nada bien en Moovit, y me sancionaron con la retirada de la posibilidad de poner estas alertas. Tengo que decir que lo que hice no estuvo bien, pero en el correo que me enviaron, comencé a ver que Moovit se comportaba como una empresa más, en el sentido de que mantenía sus relaciones con las empresas de transporte, y esto suponía que íbamos a tener problemas si estaba vinculado a Moovit, así que decidí que lo mejor era dejar el cargo de embajador, y separarme de la app.. Iba a seguir colaborando, pero sin ningún tipo de representación de la app, como un usuario más.

En aquellos tiempos, trabajo no faltaba. La tensión en Vitrasa iba en aumento, y con ello, las huelgas y los paros parciales, además de los desvíos de navidad, eso mientras estudiaba Administración y Finanzas, así que, durante la época de exámenes me acordaba del inventor de las frecuencias dinámicas, y no para bien, precisamente.

Ello me llevó a ser varias veces el Mooviter del mes, es decir, el que consigue más puntos de todo el mundo. Y a finales de 2023, la situación comenzó a ser insostenible. La situación en Vitrasa explotó de verdad, y los paros parciales cambiaban cada 15 días, así que cuando terminaba de cambiar unos, tocaba cambiar los de la semana siguiente, así sin parar. Como desahogo, publiqué una entrada donde, haciendo referencia al hecho de que fuera por segunda vez consecutiva Mooviter del mes, criticaba al director de Vitrasa y al alcalde por hacerme trabajar como nunca, porque lo que pasa en Vigo no pasa en ninguna parte. A Moovit no le gustó nada y me pidieron que la eliminara, porque vulneraba el código de conducta, al igual que mi foto de perfil, donde mostraba la camiseta de Moovit, lo cual era curioso, porque eso nunca dio problemas hasta ahora, pero era obvio que esto era una invitación a que me marchara de la app, así que cogí la puerta y me fui. Pedí el borrado de mi usuario, y mi relación con Moovit terminó. No tenía sentido seguir un minuto más allí, sobre todo porque era voluntario (si fuera mi trabajo tendría que adaptarme a la empresa, pero siendo voluntario, la opción de salida era la obvia).

Conclusiones

  • Todos hemos salido ganando con mi marcha. Moovit se libra de un usuario potencialmente problemático, yo me libré del trabajo que suponía mantener la app y Vitrasa aprovechó y volcó los datos de nuevo, curiosamente, como ahora reconoce los puntos de corte, los horarios de paso que pone la app están bien, así que todos hemos salido ganando. Es triste, pero es así, y yo me siento aliviado y disfrutando de lo que más me gusta cuando mis obligaciones me lo permiten, que es de viajar en el transporte público. Por lo tanto, mi vuelta a Moovit ni se plantea.

  • El sistema de voluntariado de Moovit ya no es lo que era. Con el paso del tiempo, Moovit se ha convertido en un repositorio de datos oficiales de agencias, por lo que el trabajo de los voluntarios se ha ido reduciendo, y la comunidad ya no es la misma. Y el hecho de que comenzaran a insertar publicidad no sentó nada bien.

  • Una empresa no debe contar con voluntarios. Tengo que decir que yo me tomé muy en serio el trabajo en esta app, y lo consideraba como un trabajo en sí mismo, no como un pasatiempo. Las líneas cambian, hay que añadirlas, comprobar como funcionan, si hubo cambios, los tiempos de paso… todo eso cuesta tiempo, y trabajo. Por lo que esto debe realizarse por trabajadores, no por voluntarios, porque la información del transporte público es algo muy serio, y un voluntario no debería asumir labores de responsabilidad, porque si se equivoca ¿qué responsabilidades se le van a pedir? ¿qué formación ha recibido? ¿y como se justifica que si hace un gran trabajo no cobre por ello mientras la empresa obtiene beneficios?

Otra cosa es que el trabajo de voluntario se haga a través de una fundación como Wikipedia, que se debe a sí misma, y ahí sí que un voluntario puede hacer una gran labor, sobre todo porque la Wikipedia se debe a sí misma, y allí la publicidad de empresas no está permitida, y se financia con las donaciones de los visitantes. Y las fundaciones no tienen ánimo de lucro, por lo que los beneficios se destinan a la propia fundación (aunque en realidad, en muchas asociaciones sin ánimo de lucro, los beneficios se sacan en las nóminas, o con contratos a empresas, por lo que solo sirven para pagar menos impuestos).

Cuando Moovit era una startup, se podía organizar medianamente bien, sobre todo porque la comunidad era una base, pero desde que lo compró Intel, se comporta como una gran empresa, para lo bueno y para lo malo.

  • Personalmente, tampoco desaconsejo ser voluntario en Moovit, y a mi me fue bastante bien al principio. Siempre puedes conocer gente interesante, y sentirte útil. Pero eso depende de cada uno, yo tengo mi carácter y cada uno es como es, y hay gente que se acopla mejor o peor a los programas de voluntariado, y eso depende de cada uno.

  • Tampoco guardo rencor a Moovit, y esta entrada la hago para responder a los que me preguntan por qué no estoy en Moovit. Es obvio que Moovit a día de hoy es la mejor aplicación de transporte público, y personalmente deseo que siga siendo así. De hecho, la sigo utilizando, sobre todo cuando voy a otra ciudad, porque es extraordinariamente útil. Por lo que, desde aquí, les deseo lo mejor, simplemente, no encajamos bien y no hay que hacer un drama de ello.

Vitrasa Vigo Curiosidades Transporte Interurbano
Portada del trabajo

Mi idea del transporte público y como se puede mejorar

Publico un trabajo sobre mi idea del transporte público y como mejorarlo.

Entrada a la nueva estación intermodal

La apertura de la nueva estación intermodal

El sábado 17 de diciembre se abrió la nueva estación intermodal de Vigo, la hemos probado y procedemos a analizarla

Placa de la Rúa das Reyes, el último cambio realizado en el callejero, en 2016.

¿Por qué el ayuntamiento de Vigo no da nombre a nuevos viales?

Desde 2015, en Vigo no se ha dado nombre a una sola calle cuando antaño todos los años se bautizaban viales. En este artículo se comentan las razones.

Comentarios

Mar  -03/04/2024 12:44

Que. Pena que haya que bucear para encontrar esta información en un Internet cuyo algoritmo beneficia no precisamente a lo que el usuario necesita. También debería saber el público en general este trabajo de voluntariado del cual todo el mundo se beneficia. A la.vez una vergüenza que las empresas se aprovechen de ello y lo rentable que les resulta. Yo simplemente entre a buscar en el navegador que.pasaba con Moovit porque hoy no me salen las rutas. Es una app que uso a diario. Y me encuentro, después de bucear, con este estupendo artículo. Ojalá tuvieseis más visibilidad. Gracias. No arreglé mi problema pero sé algo más

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Daniel Antomil  Autor Vigo360 Autor del artículo -03/04/2024 12:52

Buenos días.

Gracias por tu comentario, lo que pasa hoy con Moovit es que han subido un GTFS (archivo que contiene toda la información de las líneas, horarios, paradas…) mal hecho, un hecho que en la Vitrasa del señor Lozano es tristemente habitual.

Es cierto que las empresas se aprovechan del trabajo de los voluntarios en muchas ocasiones, de hecho, hay muchas ONGs que funcionan así (el voluntario no cobra, pero los directivos y muchos empleados sí). Y es una pena que la información del transporte público tenga que estar en manos de voluntarios, porque si no, está peor.

Un saludo.

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Déjanos tu comentario

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.