Logo de Vigo360

Vigo360

Hace 10 años, Vitrasa probaba autobuses híbridos en líneas, como la 16 y 24, víctimas de los recortes de la actualidad
Hace 10 años, Vitrasa probaba autobuses híbridos en líneas, como la 16 y 24, víctimas de los recortes de la actualidad

El servicio de Vitrasa NO está restablecido desde el 1 de abril

Daniel Antomil - 11/04/2024

Contexto

Hace unos días, el BNG puso una pregunta para instar al Concello para que sancione a la Vitrasa del señor Lozano por el enésimo incumplimiento del pliego de condiciones, recortando el servicio tras la huelga por falta de conductores. La teniente de alcalde, Carmela Silva, dijo que iba a contestar por escrito.

Aunque el BNG pensaba que no iba a contestar, contestó, y la contestación es impresionante, tan corta como elocuente.

O servizo anterior ao inicio da folga, a día 1 de abril de 2024 figuraba restablecido

Con esta breve frase se zanjó el tema. Y es una frase muy elocuente.

Fijémonos en el detalle de que el servicio figura como restablecido, es decir, que hay un papel por ahí que dice que el 1 de abril el servicio está restablecido. Y al más puro estilo leguleyo, lo que diga ese papel es la verdad.

Obviamente, la realidad tiene prioridad sobre lo que digan los papeles. Y la realidad es que el servicio está restablecido en días laborables, pero los fines de semana sigue el recorte en 5 autobuses cada día. Así que de restablecido nada, y el señor Pardo ha mentido por escrito, porque el servicio AÚN NO ESTÁ RESTABLECIDO, Y DEBERÍA SABERLO.

Y además cabe preguntarse ¿Y los recortes anteriores al 1 de abril estaban justificados? Porque se obvian completamente a pesar de ser una infracción clara del pliego de condiciones.

¿Los recortes estaban justificados?

La empresa justifica los recortes por falta de personal, nada menos que 69 conductores estaban de baja, por estrés y ansiedad en su gran mayoría. Y la empresa está buscando conductores desesperadamente, mendigándolos por las autoescuelas, cuando antes de la llegada del señor Lozano, la empresa se podía permitir el lujo de cribar a los candidatos, porque sobraban.

Ahora tiene que ir a buscarlos, y tiene que organizar unas jornadas de empleo para contar las maravillas de trabajar en la Vitrasa del señor Lozano, eso sí, solo 6 meses, como hacen todos los años por estas fechas para cubrir las vacaciones del personal fijo.

Y ahora cabe preguntarse ¿Y el hecho de que todas esas bajas sean por estrés y ansiedad es responsabilidad de la empresa? Pues por supuestísimo que sí

Para empezar, tal nivel de bajas sucede por la alta tensión que supone trabajar en la Vitrasa del señor Lozano, donde cualquier error o despiste puede acabar en expediente por falta muy grave, sobre todo con el personal de mayor antigüedad, que es el que más cobra y del que la empresa se quiere deshacer a toda costa, para poner a personal temporal que va rotando y no genera antigüedad. Esto, que es propio de empresas que ven a sus recursos humanos como un gasto y no como una inversión, ocasiona que el personal fijo sufra estrés y ansiedad, porque sabe que su puesto de trabajo depende de un hilo y cualquier día, ese hilo se corta. Y obviamente, expedientes hay que abrir, hay actitudes inadmisibles e incomprensibles y los expedientes son un medio para corregir este tipo de actitudes. Cuando se convierten en un fin en sí mismo, es cuando hay problemas.

Y especialmente, la principal función del departamento de recursos humanos de una empresa es tener cubiertos los puestos de trabajo necesarios con personal capacitado para ejercer esas funciones, y el hecho de que se haya tenido que recortar el servicio por falta de personal es un fracaso estrepitoso de la política de recursos humanos de la empresa. Y esto sucede cuando la soberbia del que se siente superior le lleva a tomar este tipo de actitudes pensando que no va a traer consecuencias. Y las trae, 196 días seguidos de paros parciales y huelgas, manifestaciones casi a diario, declaraciones incendiarias, escenas bochornosas y un largo etcétera.

Por lo tanto, si la Vitrasa del señor Lozano se ve obligada a recortar el servicio porque su departamento de recursos humanos tiene una política que causa que decenas de conductores estén de baja por estrés y ansiedad y es incapaz de conseguir personal sustituto, es responsabilidad de la empresa al 100%. Y voy más allá. Las empresas de autobuses se quejan de que les cuesta encontrar conductores, pero en Galicia (y seguramente en España) la única empresa que es incapaz de encontrar personal suficiente para cubrir todos los servicios regulares es la Vitrasa del señor Lozano.

Y por cierto, que si no hay conductores está el recurso de las horas extra, que viniendo de una huelga que ha dejado tiritando las cuentas de la mayoría de conductores, seguro que un buen puñado de conductores están dispuestos a hacer los turnos que no se pueden cubrir. Y si no, siempre está el recurso al personal de menor antigüedad, que quiere hacer méritos o al menos que le vuelvan a llamar cuando acabe su contrato, por lo que sospecho que la Vitrasa del señor Lozano en el fondo no quiere restablecer el servicio.

En resumen

Tanto la Vitrasa del señor Lozano como el Concello de Vigo demuestran una vez más que el prestar el mejor servicio posible al ciudadano no está entre sus objetivos. De la empresa es esperable, al fin y al cabo son parte de una multinacional a la que solo le interesa que la cuenta de resultados sea la mejor posible. Y cualquier euro que se pierda, es un problema para ellos.

Pero el Concello, responsable del servicio, es el encargado de que el pliego de condiciones se cumpla, teniendo en cuenta además, que las empresas concesionarias van a barrer para casa lo que puedan, ya sea de dudosamente legal o abiertamente ilegal si las instituciones encargadas de que eso no suceda lo permiten. Y el señor Pardo (y por extensión el alcalde) ha demostrado que no tiene intención de hacer cumplir el pliego.

Por lo tanto, la conclusión es evidente, a quien descalifica realmente todo lo que está sucediendo con el transporte urbano de Vigo es al Concello, que le tolera y consiente todo a la concesionaria, y la empresa, como es su naturaleza, aprovecha.

Vitrasa Actualidad
Autobús PMR, servicio puerta a puerta que desapareció de repente, sin ningún tipo de aviso. El bus es de 2006, ya es viejo, y supuestamente van a comprar uno nuevo. Se verá.

La huelga de Vitrasa y Abel Caballero

La huelga de Vitrasa se recrudece, y las acusaciones del alcalde de Vigo suben de tono, aquí lo contamos

Un Mercedes-Benz Citaro O530 circulando por Sanjurjo Badía, realizando la línea 31.

La prórroga del contrato de Vitrasa ¿Es legal?

Analizamos la prórroga del contrato del transporte urbano vigués y sus alternativas.

Un MAN Lion's Coach de Monbus en A Estrada, partiendo hacia Santiago.

La falta de información en el transporte interurbano

El otro día participé en una conversación en Twitter sobre el estado actual de las aplicaciones de transporte interurbano en Galicia. Con el ánimo de dar más difusión al tema, decidí dedicarle una entrada completa al asunto.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar!

Déjanos tu comentario

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.