Logo de Vigo360

Vigo360

El 6158, ya como fuera de servicio, haciendo el 23 en su primera semana de ampliación a Samil
El 6158, ya como fuera de servicio, haciendo el 23 en su primera semana de ampliación a Samil

Crónica del último viaje del verano del 23

Adrián Armesto - 31/08/2022 (actualizado 01/09/2022)

31 de agosto del 2022, 20:40 horas, en la parada de la Avenida de Samil frente al Verbum, bajo un día de verano de poco calor y con nubes está a punto de suceder algo que solo se repite una vez al año, y es que en 6 minutos, la línea 23, una de las líneas ampliadas a la playa de Samil este año, saldría por última vez en este año de Samil, un chaval, que bien podría pasar por un estudiante que está de vacaciones, espera solo en la parada a susodicha línea.

La Playa de Samil, siendo ya casi de noche cerrada.
La Playa de Samil, siendo ya casi de noche cerrada.

A las 20:44, el autobús 6575, es el encargado de hacer el último servicio, sale de las paradas anuladas frente al hotel, que es donde realizan el descanso, con el rótulo apagado. Y a escasos metros de llegar a la parada situada frente al Verbum se puede ver que el conductor marca en la matricial el código 74 (que es el código del letrero de esta línea hacia la estación de autobuses) y se enciende el letrero.

Sube ese viajero, y sale un minuto tarde, debido a que el autobús tuvo un fallo y no salía el freno de parada, cosa que se solucionó apagando y encendiendo el autobús otra vez.

El bus sale de la parada por última vez este año y un peatón intenta llegar al bus y subirse fuera de la parada, a lo que el conductor le señala que no con la mano, por lo tanto, ese viajero puede subirse en el 15A que sale 13 minutos más tarde de allí.

Y llegamos a la primera parada de la Avenida de Europa, donde un grupo de cinco chavales se sube al bus, no sin que antes el conductor les diga que se subieran la mascarilla, y salir un minuto más tarde debido a que el conductor les estaba dando el cambio.

Pasamos todas las paradas de la Avenida de Europa, y algunas estaban desiertas, mientras que en las otras que había gente, nadie quiso subirse en el 23.

El bus llega a la turborotonda de la Circunvalación Oeste, y un coche invade nuestro carril, el conductor pega un frenazo y acto seguido le da al claxon para avisarle de que eso no se podía hacer.

Llegamos a la Avenida de Castelao, y pasamos todas las paradas sin que nadie se suba hasta la parada del 65, donde una persona sube.

Llegamos a la primera parada de Echegaray, donde se sube una chavala y el bus hace tiempo debido a que iba cuatro minutos adelantado, después de eso, vamos bajando Echegaray y no sube nadie más.

Llegamos a Manuel de Castro, donde se baja el grupo de cinco chavales que se subió en la Avenida de Europa, nadie sube.

Paramos innecesariamente en la parada del Estadio de Balaídos debido a que una señora mayor, le da accidentalmente al botón de solicitar la parada con el bastón, tampoco subió nadie.

Llegamos a la parada de Avenida de Balaídos, 69, donde sube un viajero.

Pasamos las paradas de Avenida de Castrelos, y paramos en todas, debido a que hay gente que quiere bajar, pero nadie sube hasta la del Pabellón.

Llegamos a la primera parada de Gran Vía, donde está el instituto de Santa Irene, donde hay un inspector que se sube a hacer la correspondiente inspección, el inspector va revisando todas las tarjetas mientras vamos pasando las paradas de Gran Vía sin que nadie suba, y todo iba bien hasta que se la revisó a la chavala que se había subido en Echegaray y descubre que la tarjeta es de otra persona y que había sido sustraída, ya que lo reconoció ella en el acto, el inspector dice que tiene que pagar el billete y dice que no, por lo que le dijo que se tenía que bajar y la chavala (que tenía pinta de adolescente en rebeldía) se le encara muy agresivamente y dice que ella no iba a pagar otro billete y no iba a salir del bus, el conductor para el autobús en Gran Vía, 85 por orden del inspector, y éste le dice que si no se bajaba iba a llamar a la policía, y que iba a ser peor para ella y que si se bajaba solo le pondría una multa, acto seguido la chavala se baja, no sin antes espetarle al inspector que eso no se iba a quedar así.

El inspector va a junto el conductor, mientras arrancamos de la parada y le dice que entregue la tarjeta requisada al llegar a base y se la entrega.

Mientras el inspector termina de revisar las tarjetas del resto de viajeros que quedaban, en el túnel de Plaza de España, un coche nos adelanta muy rápidamente para meterse sin poner el intermitente, el conductor pega un frenazo y hace lo mismo que hizo en la turborotonda anteriormente dicha, darle al claxon.

Llegamos a la primera parada de Pizarro, donde bajan todos los viajeros a excepción del inspector y del viajero que se subió en la parada de frente al Verbum.

Pasamos todas las paradas de Pizarro sin que nadie quisiera subir, y llegamos a Llorones, donde el inspector se baja del autobús y suben 7 viajeros.

Enfila la Praza de María do Carme Kruckemberg y vamos directos a Jenaro de la Fuente, llegamos a la parada del número 10, donde se sube un viajero, después llegamos a la parada del 22, donde se sube una viajera y se bajan dos viajeros que subieron en Llorones.

Pasamos la rotonda y antes de meternos al túnel, debido a que el semáforo está en rojo, paramos y el conductor aprovecha y marca ya el código 76 (que es el código del letrero del 23 a Echegaray).

Pasamos todas las paradas de Martínez Garrido, y no sube ni baja nadie.

Y llegamos a la estación de autobuses, donde se bajan todos los viajeros a excepción del viajero que se subió en la parada de frente al Verbum, que se vuelve a quedar solo.

Salimos de la estación, pasamos las paradas de Gregorio Espino, 83, 57 y 33 sin que suba ni baja nadie, y antes de llegar a la del 9, el único viajero que había toca el botón de solicitar la parada, llegamos a la del 9 y ese viajero que se subió en Samil, se baja.

El autobús vuelve a enfilar la Praza de María do Carme Kruckemberg para ir a Llorones y hacer el recorrido de vuelta a Martín Echegaray, pero ese viaje se hace todo el año. Y ese viajero se convierte en el último viajero que ha hecho el viaje de las 20:46 de Samil por este año.

¿Y, quién es ese viajero? Pues nada más y nada menos que el autor de éstas líneas.

PD 1: Estos hechos son inventados, personalmente, me hubiese encantado ser parte del último viaje de este año, pero por diversas circunstancias, no ha podido ser, cualquier hecho igual o similar a estos en la realidad, ha sido pura coincidencia.

PD 2: Ese día también harían sus últimos viajes el C3 y el 4C ampliados, pero en el caso del C3 poco importa, porque el sábado (como todos los fines de semana), va a volver a ir a Samil.

El 6231, uno de los autobuses de la última serie de MAN A22 New City que llegaron en 2017, ¿hasta cuando  seguirán siendo estos autobuses los más nuevos de la flota?

¿Por qué Vitrasa no ha comprado vehículos híbridos?

Desde el 2017, Vitrasa no ha vuelto a comprar nuevos autobuses, dentro de poco tienen que comprar nuevos autobuses, y como parece que serán híbridos, analizamos cuál es el mejor modelo.

El autobús 6241, en Eugenio Fadrique hacia el aeropuerto, en el primer día de servicio de la línea A.

La nueva línea A

El día 12 de abril, se estrenó la línea A, sustituye a la 8 y a la 9A, hoy, vamos a analizarla y a sacar conclusiones

Vista del Casco Vello desde la fortaleza de San Sebastián

Publicados los microtopónimos del casco urbano de Vigo

En Galicia Nomeada se han publicado los microtopónimos de Santa María de Vigo, Santiago de Vigo, Teis, Bouzas, Freixeiro…


Comentarios

Publicar comentario

Nota: el comentario será puesto en cola de moderación, y no será visible hasta que lo apruebe un moderador.