Logo de Vigo360

Vigo360

Mercedes O-530 Citaro de Vitrasa, pocos meses antes de ser retirado
Mercedes O-530 Citaro de Vitrasa, pocos meses antes de ser retirado

El supuesto fin de la huelga de Vitrasa

Daniel Antomil - 09/03/2024

Contexto

Tras 105 jornadas de huelga indefinida, y viendo que la situación estaba atascada, el comité de empresa decidió actuar, y convocó una asamblea para decidir que hacer.

En esta asamblea había 4 opciones, que eran:

  • Seguir con la huelga
  • Volver a los paros parciales
  • Aceptar la última oferta de la empresa, suspendiendo la huelga.
  • Suspender temporalmente la huelga, sin aceptar la oferta.

En esta ocasión, seguramente para evitar comentarios, suspicacias, acusaciones de chupar gónadas y quejas ridículas de la empresa y alcalde, se decidió recurrir al voto secreto. Y los resultados fueron claros. De 218 personas que votaron, 158 apostaron por aceptar la última propuesta de la empresa. Otras 55 querían seguir con las movilizaciones, 32 volviendo a los paros parciales y 23 manteniendo la huelga. Finalmente, solo 3 votaron a favor de suspender la huelga sin aceptar la oferta, y dos votaron en blanco.

Obviamente, cada una de las cuatro opciones tiene sus pros y sus contras, y realmente decidir por un camino u otro debía ser decisión de la plantilla, porque no hay una opción que se pueda decir con rotundidad que es la adecuada.

¿Qué oferta se ha aceptado?

En realidad son dos opciones, que el comité decide cual se acepta:

  • Opción 1: Subida del 2% en 2021, genera unos 1.550€ de atrasos y 30€ de subida de sueldo.
  • Opción 2: Subida del 3% en 2023, y 500€ no acumulables por 2021 y 2022, genera 1.325€ de atrasos y 45€ de subida de sueldo.

Obviamente, la segunda opción es mejor, porque los 225€ de atrasos que se cobran de menos, se compensan al cabo de 15 meses, a partir de los cuales esta opción pasa a ser la más rentable.

También hay otras consideraciones, como mejoras en los tiempos de descanso, en el calendario de vacaciones y en los cambios de turno, y la retirada de las sanciones del Marisquiño, lo que supone pagar dos meses enteros de sueldo a los 9 miembros del comité sancionados (además de otros 3 conductores) que puede parecer una humillación para la empresa, pero puede ser mucho peor que le obligue un juez a ello. También se retiran los otros 5 expedientes que andan por ahí revoloteando, en plan amenazante y que si no han caducado es porque, al ser puestas a miembros del comité, es obligatorio hacer el expediente contradictorio, y esto interrumpe la prescripción.

¿Pero se acabó la huelga?

Pues no, como mínimo hasta el lunes hay huelga, porque hay que firmar la desconvocatoria, y la empresa ha dicho que hasta el lunes nada También es cierto que, al ser viernes por la tarde, los directivos ya se han ido a disfrutar del fin de semana y eso de salir más tarde el viernes para una reunión que consista en firmar la desconvocatoria es mucho. Además, como este finde hay mal tiempo, va a salir poca gente, así que tampoco pasa nada porque solo funcionen la mitad de los autobuses. Es decir, contando el lunes, nos vamos a 108 días de huelga.

Con todo, cabe la posibilidad de que la empresa retire la oferta y la sustituya por otra peor, que se niegue a firmar la desconvocatoria o que aproveche para recortar el servicio. Y recuerdo que en diciembre de 2021, tras la desconvocatoria de una huelga, la empresa recortó drásticamente el servicio durante varias semanas, dejándolo casi como durante la huelga, alegando que la ola del COVID había diezmado la plantilla (¿pero entonces quién hizo huelga?) además de amenazar con bajar el sueldo a los conductores.

Es decir, ya hay precedentes, y la dirección de Vitrasa ha demostrado que es capaz de mentir y de actuar sin escrúpulos ¿La desconvocatoria tendrá sorpresa (negativa) o decidirán portarse bien y actuar como se debe, es decir, con el 100% del servicio operativo desde el martes?

Además, el señor Lozano dijo en varias ocasiones que la empresa necesitaba que el comité desconvocara la huelga para poder recuperar viajeros y subir la oferta, por lo cual, si no lo hace, demostrará que era todo mentira, y obligará a la plantilla a volver a la huelga, así que si realmente quiere acabar con esto, ya sabe que tiene que sentarse a negociar y subir la oferta. Sabemos que en política la palabra vale lo mismo que los excrementos que echamos en el lavabo, así que me sorprendería que cumpliera con su palabra.

¿Esto es una derrota para los empleados?

Estos días he escuchado y leído comentarios sobre si la desconvocatoria de huelga era una derrota para los empleados. Y esta afirmación hay que matizarla.

Es cierto que el comité de empresa pedía una subida de salarios equivalente al IPC, que era un 16%, y solo se consigue una fracción de esa cantidad. Con todo, hay que recordar que hace año y medio, solo se hablaba de bajar los sueldos.

Y esto demuestra la importancia de que las personas que dirigen un comité de empresa sean las adecuadas, si ellos quisieran, podrían firmar el descuelgue del 30% que se intentó en 2022, y nadie podría demandar contra eso, porque la firma del comité de empresa da presunción de veracidad de las causas. Pero al final, solo se mantuvo congelado el sueldo. También pueden firmar tablas salariales a la baja, y no lo han hecho. Es decir, han cumplido con su trabajo, que es conseguir las mejores condiciones posibles para los empleados a los que representan.

De hecho, no es nada facil estar varios meses sin cobrar, jugarse el empleo y estar todas las mañanas en la calle, desde las 5 de la mañana, aguantando el frío y la lluvia. Además, gracias a esto, varios miembros del comité, comenzando por su presidente, se han hinchado a dar entrevistas, aparecer en medios y que su nombre aparezca en todas partes, convirtiéndose en figuras públicas, cuando antes no eran más conocidos que cualquier conductor normal de la empresa.

Y además, recuerdo que esto no ha terminado, y aún queda batalla, y quizás esto solo sea un descanso en el camino

¿Qué más se ha conseguido?

Más allá de las cuestiones laborales, se han conseguido varias cosas, que deben ser valoradas:

  • Dejar al alcalde como un corrupto. A día de hoy, la gente que piensa que el alcalde es un corrupto no para de aumentar, sobre todo a raíz de los ataques a los trabajadores. De hecho, estos días Xabier Pérez Igrexas, el líder del BNG en Vigo, ha amenazado al alcalde con denunciarlo por prevaricación si no entrega el documento del reequilibrio, que está obligado a enseñar, y que el alcalde se niega a mostrar. Hay que recordar que la ley 19/2013 (sí, esta ley sirve para algo más que para sacar preguntas de los temarios de las oposiciones) le obliga a ello, y la Valedora do Pobo ya se lo ha recordado. Así que ese informe debe esconder muchas cosas interesantes.

  • Dejar a la empresa por los suelos. La imagen de la empresa ha quedado como un país después de pasar por una guerra, destruida y devastada por varios años. No solo por la huelga, también por una serie de actuaciones bochornosas, declaraciones incendiarias, y la imagen de uno de los autobuses envuelto en llamas, que se va a quedar como la imagen de la empresa, durante la huelga y al acabar, donde solo quedan el amasijo de hierros humeante en el que se ha convertido aquel Volvo. Y todo gracias a la dirección, que se pensaba que la prepotencia y las amenazas no iban a tener consecuencias. Pues las tienen, y la empresa que dirigen ha quedado como un país en guerra, además de haberse ganado el odio y desprecio de los empleados y de los usuarios. Hará falta mucho trabajo para poder tener una imagen pública mínimamente aceptable, y eso no se consigue trayendo buses híbridos que no dan más que problemas, ni poniendo comentarios en las redes sociales hablando de la sostenibilidad, el cambio climático, la lucha por la igualdad y este tipo de cosas que tanto le gustan a los políticos y a los empresarios (sobre todo a los empresarios sin empresa, como la dirección de Vitrasa actual). Eso solo se consigue trabajando bien, y tras varios años.

  • Poner las cartas sobre la mesa. Hasta hace poco, los recortes en el servicio no existían o eran inferiores a los reales, hoy no se discuten, se tratan de justificar. La labor de los medios de comunicación ha sido clave, y ninguno se ha atrevido a posicionarse claramente contra la huelga, ni el Faro de Vigo, el diario favorito del alcalde, donde se han publicado artículos donde se criticaba a Vitrasa. Más tajantes han sido otros, como HermesTV, donde se ha dado voz en repetidas ocasiones a miembros del comité de empresa, con entrevistas donde han dicho lo que han querido. También hay que recordar el apoyo de ese partido antivigués que es la Federación de Vecinos, sobre todo porque sería impresentable que no tomaran partido en un conflicto que no solo es laboral, es social, porque la huelga y los recortes en el servicio afectan gravemente a los vecinos.

  • Además, en ocasiones, esta página ha servido para poner cifras y concreción a determinadas cosas. Por lo que consideramos que en el fondo, ha valido la pena el seguimiento realizado a la huelga por nuestra parte, y seguiremos en esta línea. Tenemos conocimientos del transporte público e independencia para decir lo que consideramos oportuno, así que no hay ninguna razón objetiva para no contar la verdad, sin anestesia, y esta debería ser la labor de los medios de comunicación, y no estar en manos de una página dirigida por un par de aficionados a los que les apasiona el mundo del transporte público.

Por cierto, esta huelga también ha servido (indirectamente) para tener que dejar de colaborar con Moovit, de lo cual hablaré más en detalle en otro artículo. Pero solo digo una cosa, ha sido un gran acierto y solo me arrepiento de no haberme ido antes. Y por supuesto, el volver ni se plantea.

Vitrasa Actualidad
Imagen de un autobús de Vitrasa en el año 2011

Vitrasa y el sueldo de sus empleados

Ayer, el juzgado de lo social tiró a la basura el descuelgue salarial de Vitrasa, aquí lo analizamos.

Dos autobuses de Vitrasa en la Plaza de América

La crisis de Vitrasa

En los dos últimos años Vitrasa está sumida en una grave crisis que tratamos en este artículo

La Praza da Constitución, la principal plaza de la ciudad hasta la aparición de la Porta do Sol

Paseos por Vigo (1) - Casco Vello (de abajo)

Hacemos un recorrido por una parte de la ciudad, en esta ocasión, la parte baja del Casco Vello

Comentarios

Luis Puga   -10/03/2024 08:50

Muy acertado tu informe en general y su título en particular Esto es el descanso del partido, dentro de cuatro meses volveremos al terreno y espero que más fuertes y organizados Muchas gracias como siempre Un saludo campeones

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Déjanos tu comentario

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.