Logo de Vigo360

Vigo360

¿Llega el fin del camino de la huelga?
¿Llega el fin del camino de la huelga?

¿El principio del fin de la huelga de Vitrasa?

Daniel Antomil - 15/01/2024

Tras más de mes y medio de huelga consecutivos, nadie tenía esperanzas de que en la reunión del comité de empresa con la dirección de Vitrasa saliera nada relevante, vistas las reuniones anteriores. Pero sorprendentemente, alcanzaron un principio de acuerdo.

Por una vez, Vitrasa realizó una oferta mínimamente seria, y es que tocaba varios aspectos de mejora en las relaciones laborales que iban al margen de la cuestión económica, que es la más delicada, y donde se hablan de las pérdidas de la empresa.

Y es que, de forma retroactiva, se sube un 2,5% el salario de 2023, quedando los años posteriores pendiente de negociación. Y esto es lo más importante, puesto que la pérdida de poder adquisitivo se seguirá arrastrando (salvo ese 2,5%, que es inferior al IPC de ese año, que fue del 3,1%) durante los años siguientes, a no ser que se negocien subidas superiores al IPC. También se retiran los expedientes del Marisquiño, con devolución de los dos meses de sueldo, además de esos cinco expedientes, que están ahí como flotando, como una especie de amenaza.

Dejo a juicio del lector si esta oferta es suficiente, pero para mí es aceptable para presentar en la primera reunión, como punto de partida, siendo aumentada en posteriores reuniones, si la hubieran presentado en noviembre, probablemente ahora no tendríamos huelga.

La asamblea de trabajadores

Ante esta tesitura, los miembros del comité de empresa tienen la facultad de aceptar el acuerdo y desconvocar la huelga, pero, como era una oferta de dudosa acogida por los trabajadores, decidieron someter su aprobación a una asamblea de trabajadores, para que sean ellos quienes decidan si aceptan o no.

Y los resultados han sido contundentes, 173 trabajadores han rechazado el acuerdo frente a otros 33 que lo aceptaron. 12 se abstuvieron. El resto no fue a votar. Por lo que la huelga sigue. Parece ser que el motivo del rechazo es por la congelación del sueldo en 2021 y 2022, lo que consolida la pérdida de poder adquisitivo sucedida durante aquellos años.

No obstante, en un ridículo comunicado, la empresa acusa al comité de empresa de presionar a la plantilla por el hecho de que en la asamblea se votara a mano alzada, en vez de ejercer el voto secreto. Llama la atención que la empresa le diga a sus trabajadores como tienen que organizar sus asambleas, y preocupándose por las presiones que ejerce el comité sobre los trabajadores que desean aceptar el acuerdo. Además, se deja caer que no se va a negociar más, porque el comité carece de legitimidad para negociar.

Es cierto que en las asambleas hay presiones, comentarios, murmuraciones, acusaciones… Pero generalmente son de escasa relevancia, porque cuando hay dos posturas con apoyo importante, el estar en un bando o en el otro no supone un gran problema, porque la postura está avalada por un número importante de trabajadores, y las presiones de una u otra posición se compensan. Sí que es notorio cuando hay una opción claramente mayoritaria como es este caso, pero obviamente, la opción minoritaria seguirá siendo minoritaria (aunque menos) con voto secreto que con voto a mano alzada. Por otra parte, el voto secreto permite votar lo contrario de lo que se defiende en la asamblea, sin que nadie se entere y sin reproches.

Por lo que, dado el rechazo tan contundente a la oferta, estas acusaciones de la empresa están de más, y solo son una pataleta y una excusa para justificar que sigamos en huelga, porque esa mentira de que los trabajadores no quieren la huelga, se le ha ido por el sumidero, tanto a la empresa como al alcalde.

Dejo a criterio del lector si el rechazo a la oferta está o no justificado, pero en mi opinión, la empresa obtiene lo que siembra, en los últimos años no ha hecho más que mentir y amenazar a sus trabajadores, ya sea con bajadas de sueldo o con expedientes por cualquier tontería, y como resultado, obtiene una plantilla cabreada, que no va a tolerar que la empresa se ría de ellos ni que les baje el sueldo, y que está dispuesta a estar de huelga el tiempo que sea necesario. Estoy seguro que si la empresa fuera otra, lo hubieran aceptado, o al menos, no rechazado de una forma tan rotunda, pero la dirección de Vitrasa recoge lo que siembra. Que lo disfruten.

¿Se puede hacer esta votación a mano alzada?

En principio no, porque el artículo 80 del Estatuto de los Trabajadores dice que cuando se someta a la asamblea por parte de los convocantes la adopción de acuerdos que afecten al conjunto de los trabajadores, se requerirá para la validez de aquellos el voto favorable personal, libre, directo y secreto, incluido el voto por correo, de la mitad más uno de los trabajadores de la empresa o centro de trabajo. Es decir, que no se puede (legalmente) votar a mano alzada.

Pero existe jurisprudencia al respecto que, cuando se trata de la aprobación de un nuevo convenio colectivo, se debe seguir el procedimiento que marque el mismo. Y en todo caso, los representantes de los trabajadores tienen facultad para firmar el convenio, así que en el fondo da igual el procedimiento a seguir, porque, con independencia del resultado, el comité de empresa puede firmar igual sin importar lo que digan los trabajadores. Digamos que esta asamblea solo sirve para preguntar la opinión de la plantilla, sin que el sentido del voto sea vinculante.

Las declaraciones del alcalde

Capítulo aparte merecen las declaraciones del alcalde, en su programa oficial. Cada día, repite un buen número de las mentiras habituales sobre la huelga, además de decir que el autobús de Vigo es el más barato de España (será por el fraude sistemático de las tarjetas de pensionista). Lo más divertido es cuando dice que él es el defensor de los trabajadores de Vitrasa, y que el descuelgue de convenio no salió adelante por sus poderes divinos, los mismos que le permiten saber quien trabaja en Vitrasa y quien no sin subirse nunca a los autobuses. Solo falta la música de payasos de fondo. Además, dice que le molestan las manifestaciones a las ocho de la mañana, porque molestan a la gente. Pero también afirma que si se sube el sueldo de los conductores hay que subir el precio del billete, que es lo que quiere el BNG para sembrar el caos en la ciudad, además de afirmar que el alcalde no negocia el convenio, cosa que nadie le ha pedido

Lo peor es que el alcalde dice estas mentiras y payasadas en un contexto en el cual habla absolutamente en serio, rodeado de comentarios certeros e impecables, mezclados con comentarios ridículos de la oposición, lo que hace que cualquier mentira se pueda colar con total impunidad. Y mientras tanto, la casa sin barrer.

Vitrasa Actualidad
El 6239, aparcado en Samil, haciendo un breve descanso antes de salir con el 15A. Fotografía de Adrián Armesto.

Sobre la bajada de sueldo a los conductores de Vitrasa

La semana pasada el árbitro tumbó de un plumazo las pretensiones de Vitrasa de bajar el sueldo a sus empleados. Aquí lo analizamos

Hubo un tiempo en que, comparado con ahora, todo era felicidad, como en las navidades de 2019, justo antes de que viniera el COVID.

Sobre la presencia del director de Vitrasa en Fitur

La foto donde aparece el director de Vitrasa en Fitur ha sido muy polémica, pero logros no le faltan para exponer. Aquí los mostramos

El 6675, un Citelis articulado, realizando la línea C3, una de las ampliaciones a la playa.

Los recortes de las ampliaciones a la playa

En el año 2021, se recortó de una forma significativa el servicio de las playas, ampliando solo la línea C3, este año ha vuelto, pero recortado, hoy lo analizamos.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar!

Déjanos tu comentario

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.