Logo de Vigo360

Vigo360

Autobús de la línea C2, una línea que murió bajo la dirección del señor Lozano. Hoy no habría conductores que permitan recuperarla.
Autobús de la línea C2, una línea que murió bajo la dirección del señor Lozano. Hoy no habría conductores que permitan recuperarla.

Los logros de Carlos González Lozano al frente de Vitrasa (2)

Daniel Antomil - 22/03/2024 (actualizado 23/03/2024)

Hace unos meses, escribí el que posiblemente sea el artículo más duro que haya escrito nunca, contra el actual director de Vitrasa, Carlos González Lozano. Obviamente, la intención de estos artículos es que se de cuenta del camino por el que ha mandado la empresa que dirige, pero en vista de que no solo sigue por el mismo camino, si no que cada vez va a peor, nuestra misión es contarlo para quien quiera entender.

Si bien es cierto que estos artículos se personalizan en la figura del director, es cierto que solo él es el máximo responsable de lo que suceda en la empresa, pues es la máxima autoridad dentro de la misma, y tiene la capacidad de dirigir el funcionamiento de la misma, dar las órdenes precisas y contratar/cesar a quien estime oportuno. Y es que todo lo que hacen los jefes inmediatos (especialmente en recursos humanos, cuya gestión es lo peor de lo peor) es porque reciben órdenes del director, o bien lo consiente, aunque sea por omisión.

Pues vamos ahora con la segunda parte del artículo, que aunque parezca escrito en un tono jocoso, es por la aplicación del reír para no llorar.

La antipublicidad

Se dice que la primera empresa en aplicar los criterios de la llamada antipublicidad, fue Red Bull, allá por mediados de la década de 1990, con unos dibujos animados que bebiendo una lata de Red Bull hacían cosas que contravenían lo establecido, como un superhéroe de andar por casa.

Pues la Vitrasa del señor Lozano ha llegado a dar un paso más, y es inventar la antipublicidad que parece publicidad.

Y es que, mientras la empresa está en crisis, se compran 22 autobuses híbridos que son más caros que un autobús articulado, y que no dan más que problemas, varios de ellos ya tuvieron averías de larga duración, además de tener que reformar el túnel de lavado para que se pudieran lavar (de hecho a las pocas semanas de su puesta en funcionamiento estaban hechos un asco). Mientras se gasta en mostrar una imagen ecológica, sostenible y políticamente correcta, se intenta bajar el sueldo a los empleados a toda costa, demostrando cuales son las prioridades reales de la empresa, y que la responsabilidad social corporativa es solo de puertas para afuera.

Por si fuera poco, la publicidad en redes sociales parece una parodia de la situación actual de la empresa. Mientras los trabajadores realizan paros parciales, Vitrasa se dedica a contarnos las toneladas de CO2 que dejan de emitir los autobuses híbridos (¿Y los autobuses que no circulan por la huelga?), y mientras los autobuses van a rebosar, en las redes sociales nos explican que debemos ir para atrás cuando el autobús va lleno, porque si no, no dejamos pasar a todos los viajeros que quieren entrar (ah… vale).

Todo ello adornado con faltas de ortografía, erratas incomprensibles (muchas veces la empresa no avisa, avisia) y un uso deficiente del gallego, que ha generado varias quejas.

Y por si fuera poco, mientras la empresa se hunde en una guerra, el director aparece en Fitur, junto al alcalde, en un acto al que no se sabe muy bien a que iba, ni a nadie le iba a importar, pero dada la situación, y el aparecer en la misma foto que el alcalde, ha conseguido el efecto contrario al que se esperaba. Y logros para exponer en Fitur no le faltan.

En resumen, Vitrasa aplica la publicidad que funciona como la antipublicidad. Seguro que alguno se inventa algún término en pichinglis y escribe un artículo para difundir en LinkedIn, de esos donde en las fotos aparecen personas en una oficina con una sonrisa irreal, como el contenido mismo del artículo.

Gestión de los recursos humanos

Uno de los motores en los que se fundamenta el éxito (o el fracaso) de una empresa es la gestión de los recursos humanos. Una buena gestión traerá buenos empleados, con escasa rotación y donde serán reacios a marchar aunque en la competencia les paguen más, porque muchas veces, el cariño es parte del sueldo.

En cambio, las malas empresas solo podrán mantener a los empleados a los que no quieren en ninguna parte, porque los buenos se irán a la competencia aunque sea cobrando menos. Y en el caso más extremo, puede llegar a quedarse sin trabajadores.

Y esto es lo que pasa en la Vitrasa del señor Lozano, que es incapaz de prestar el servicio con normalidad, primero, por el altísimo nivel de absentismo que ocasionan sus políticas de recursos humanos, y segundo, por la incapacidad para contratar conductores que quieran trabajar en Vitrasa.

Y hasta hace pocos años, los conductores de autobús deseaban trabajar en Vitrasa, porque se pagaba más que en otras empresas del sector, además de desarrollar su trabajo en Vigo (garantía de que al acabar te puedes ir a casa) aunque el trabajo fuera más complicado y se descansara poco o nada. Y por eso se exigía 1 año de experiencia y superar unas pruebas. La Vitrasa del señor Lozano tiene que mendigar conductores por las autoescuelas y poner anuncios en todas partes (de hecho hoy mismo publicaron anuncios en las redes sociales pidiendo conductores, que en mi vida había visto), sin casi ningún requisito porque con lo que ofrece, es incapaz de conseguir conductores que quieran trabajar en Vitrasa. Y los que consiga, será gente inexperta, que no estará entrenada para conducir un autobús en ciudad (lo que causará más problemas y/o quemará antes de tiempo a los conductores seleccionados), o la gente que no quiere ninguna empresa.

Y ha pasado de ser una empresa a la que nunca le faltaba mano de obra a ser la primera de España (o de las primeras) que tiene que recortar el servicio porque no hay conductores para cubrirlo. Y aún hay partidos y asociaciones vecinales que piden que se recuperen las frecuencias perdidas desde que se comenzaron a aplicar los recortes, allá por 2019. Con esta política de recursos humanos es imposible, puesto que no habrá conductores para llevar los autobuses que hay que reponer.

Y es que, en los últimos años, la política de recursos humanos se ha convertido en una especie de casa de terror de los parques de atracciones, que haría gracia si no fuera por las consecuencias que tiene, y es que 69 conductores están de baja (cuando antes de la pandemia eran unos 10-20, y después pasó a 40, lo cual se puede entender por el miedo que mucha gente le tenía al coronavirus), pero ahora se ha vuelto insostenible. Algunos conductores veteranos se han ido porque no aguantaban más, se ha llegado al extremo de que una conductora está imputada por colaborar con su pareja en el incendio del autobús que conducía, el expediente se ha convertido en la forma habitual de diálogo entre la dirección de la empresa y sus empleados (sobre todo con los veteranos, que cobran más por la antigüedad), además de que se han convertido en un fin en sí mismo y no en un medio para corregir actitudes irregulares de los empleados, un conductor se ha suicidado y varios lo han intentado. Y uno de los que lo intentó, Manuel Pampillón, lo reconoció en una entrevista en HermesTV, donde se dicen unas cosas de la empresa que deberían avergonzar al director de la misma, sobre todo, porque provienen de (a mi juicio, y el de muchos más), de uno de los mejores empleados de la empresa.

Y es que trabajar en Vitrasa se ha vuelto muy peligroso, sobre todo para la salud mental, debido a la altísima tensión que supone que cualquier cosa que suceda puede acarrear un buen número de días de suspensión de empleo y sueldo. Y la tensión lleva a perder los papeles, a perder la cabeza y a cometer más fallos y errores, y para acabar con problemas de estrés y ansiedad.

De hecho, hace décadas, Vitrasa era una de las empresas que conseguían que los bancos no pidieran aval para sus trabajadores al firmar una hipoteca, porque se consideraba que era un puesto de trabajo estable que (si el trabajador no hacía tonterías) garantizaba por sí mismo el pago de la hipoteca. Hoy esto es impensable, porque entrar hoy en Vitrasa supone tener un puesto de trabajo tan estable como un camarero y puede que cobrando menos.

La dirección florero

Y ante todos los problemas que acechan a la empresa, es muy llamativo que el director se dedique a echarle la culpa a todos en vez de idear un plan para salir de esta situación. Es decir, en vez de decir que Vitrasa está muy mal, pero trabajaremos juntos para salir de esta situación, dice Vitrasa está muy mal por culpa del covid, por los conductores que están de huelga… y necesitamos 30 millones. Por lo que parece que realmente el señor Lozano dirige una empresa de la que no tiene el control, pues va hacia donde la lleva el viento, es decir, va a la deriva. Pues nos podíamos ahorrar su puesto y la pasta que se lleva, que no debe ser poca.

Humillar al alcalde

Pero si hay un logro impresionante del señor Lozano, es conseguir que el alcalde de la primera ciudad de Galicia, exministro y con un prestigio en su ámbito, haga declaraciones para defenderle que parecen dichas por un anciano con demencia senil. Como los partidos políticos son como sectas, sus minions, hinchas y palmeros se han pasado meses negando evidencias, acusando a los trabajadores de ser marionetas del BNG y realizando un discurso propio de cuando en la dictadura había una huelga importante. Por supuesto, él sabe que todo lo que dice es mentira y no se atreve a hablar así donde se le pueda replicar. Por lo que cabría preguntarse es qué le ha dado el director de Vitrasa al alcalde para que se comporte de ese modo. Quizás algún día lo sepamos.

Pero lo más impresionante es que el señor Lozano ha conseguido lo que nadie había hecho durante sus 16 años de mandato, y es humillarlo hasta el punto que mientras ha durado la huelga, dejó de hacer ruedas de prensa, desapareció de los actos oficiales y se ha escondido como si fuera un Vladimir Putin en versión local. Todo esto, adornado con escenas bochornosas, faltas de respeto y exhibiciones de un patetismo impresionante.

Incluso se ha llegado al extremo de que el rector de la universidad de Vigo, debido a la incapacidad de la empresa y ayuntamiento en solucionar el problema, ha puesto a disposición de los alumnos varios autobuses propios que podían utilizar gratis. Que el propio rector tenga que solucionar los problemas de transporte que estos dos entes generan ya dice todo.

La política QLDPC

Otro de los logros del señor Lozano es practicar la doctrina QLDPC, que significa, que lle den polo cu (o que le den por culo pero en gallego no suena tan basto y desagradable)

Por ejemplo, ante las reiteradas denuncias del comité de empresa a Inspección de Trabajo por las irregularidades que se cometen a diario en la empresa, la empresa paga las multas y sigue igual, porque sale más barato, y a los trabajadores, QLDPC.

La gente que no sabe a que hora pasa el bus porque con las nuevas frecuencias de “más o menos” 34/68 minutos es imposible saber a que hora pasa el bus para la gente no habitual, QLDPC.

La gente que no tiene móvil y no puede ver los horarios de paso en las apps, o escanear el código QR de las paradas, les quitamos el horario que había expuesto en las marquesinas y lo sustituimos por un QR para ahorrarnos el tener que cambiarlo cuando procede y QLDPC.

Los usuarios que durante los días de paros parciales y huelgas no pudieron usar el servicio como deben, QLDPC.

La nueva doctrina de Vitrasa da para mucho, pero la imagen pública de la empresa está al nivel de las alcantarillas, y la gente cuando piensa en Vitrasa las palabras que se les pasa por la cabeza están contempladas en el código penal. De hecho, se han convocado decenas de manifestaciones contra la empresa, algo que no se veía en Vigo desde principios de la década de 1980, cuando las subidas del billete eran contestadas con manifestaciones y ataques contra los autobuses.

Y a esas manifestaciones acuden no solo los conductores, familia y usuarios, también acuden (acudimos) los aficionados a los autobuses, que probablemente son los mejores embajadores de las empresas de transporte de los lugares donde viven, y que no van con la dirección de la empresa, van con la empresa de verdad, que son sus trabajadores. De hecho, creo que nadie defiende realmente a la dirección de la empresa actual, ni siquiera los escasos empleados que no secundan la huelga, que lo hacen por interés o por miedo.

Conclusión

Si Vitrasa fuera una empresa que tuviera que competir para salir adelante, hace tiempo que hubiera quebrado, porque el agujero económico, siendo impresionante, no es nada comparado con el agujero reputacional que atraviesa, al que no se le ve el fondo, y del que es totalmente responsable la dirección actual, por las decisiones tomadas pensando que no traerían consecuencias, y que han dejado a la empresa en una situación comparable a la de un país devastado por una guerra. Y no son páginas de internet como esta o partidos políticos de uno u otro signo los responsables. Ellos solo dicen la verdad, Vitrasa se ha convertido en uno de los principales (si no el principal) problema de Vigo, y esto es desde que Carlos González Lozano es director. Y esto solo puede remediarlo alguien que esté capacitado para dirigir la empresa y sobre todo, que crea en ella. Y el señor Lozano no ha demostrado ni lo uno ni lo otro en los tres años que lleva al frente. En fin, si Gonzalo Álvarez Arrojo viera en lo que se ha convertido su empresa….

Vitrasa Actualidad
Hay que ver las cosas que uno se encuentra cuando se bucea la hemeroteca para hacer el trabajo de la historia de Vitrasa... Esta es la página 20 del Faro de Vigo, del 13 de abril de 1990.

De cómo el alcalde se ríe del vecino (y 2)

Continuamos el artículo anterior comentando las mentiras del alcalde en materia de movilidad.

El C1 volverá a circular en horario nocturno... como antes del COVID

El servicio nocturno de Vigo (no solo de Vitrasa)

Repasamos la historia del servicio nocturno del transporte urbano de Vigo, a raíz de la última reforma

Uno de los últimos autobuses que adquirió Ojea

Hablemos de Ojea

Hoy hablamos de una concesión, la XG888, que aunque la visito frecuentemente, no le he dedicado un artículo.

Comentarios

Nicolás   -23/03/2024 07:22

Negro sobre blanco una vez más, y (si bien al acabarlo de leer pienso que es el pináculo de todo lo que hayas escrito en Internet hasta ahora) es por artículos como este que te sigo desde los tiempos de Parada Solicitada.

No pensamos igual (tú eres libertario, yo soy socialista), pero a pesar de eso, compartimos afición. Me duelen los buses, mis primeros recuerdos son en un autobús de esta empresa. Me duele el C2, al que liquidaron en acto de servicio. Me duele el descrédito que, para desgracia nuestra, padece TODO el transporte público entre la gente de esta ciudad, “gracias” a una empresa que trabaja para destruir tal imagen pública.

Y poe todo esto, y por más motivos que no escribiré por no dejar aquí un texto comparable en longitud a un Real Decreto, necesitamos adalides de la verdad.

“Esta página existe para cubrir un hueco que la empresa no cubre.” Seguro que te suenan esas palabras. Y Vigo360 también.

Don Daniel Antomil Pérez, ladies and gentlemen.

👏👏👏👏👏

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Daniel Antomil  Autor Vigo360 Autor del artículo -23/03/2024 09:06

Hola Nicolás. Quiero aclararte una cosa, es cierto que durante la etapa en Parada Solicitada, tenía un posicionamiento que se podría encuadrar en el liberalismo conservador (no libertario, porque me parece una ideología muy idealista, y como todos los idealismos, llevan al error y al fracaso). Pero eso era cuando tenía unos 20 años, ahora, con los 30 cumplidos, después de realizar varios trabajos de investigación y de vivir más experiencias vitales, considero que lo más importante en la vida es buscar la virtud y el conocimiento, y las ideologías son obstáculos que nos entretienen y que hay que superar. Eso sin hablar de los que convierten su ideología en una degradación, como los hinchas de los partidos políticos. Un saludo, y gracias por tus palabras y por seguirme desde hace tanto tiempo.

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Daniel Antomil  Autor Vigo360 Autor del artículo -23/03/2024 09:09

Por cierto, me acabas de dar otra idea para completar los logros del director. En la época de Parada Solicitada, era un blog de nicho, a pesar de que hablaba de un tema de interés general. Gracias al señor Lozano, blogs de este tipo se han convertido en fuentes alternativas de información, porque cuentan cosas que el resto desconoce o no se atreve a contar. Y cuando la gente quiere saber por qué el autobús urbano funciona tan mal, páginas como esta se lo cuentan.

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Nicolás   -23/03/2024 19:12

Hola de nuevo, supongo;

De hecho sí, conseguiste convertir Vigo360 en un “medio”, es decir, se pasó del “blog de nicho” (Parada Solicitada), que leíamos los 4 frikis de los buses, algún que otro conductor, y en ocasiones el sr. Villarino (quién nos lo diera…), a tener, en las entradas relacionadas con Vitrasa o la huelga, 10 veces más visitas que en las entradas sobre calles de Vigo y otras cuestiones (que también me parecen un gran trabajo). Que hablando de trabajos, tengo descargados el de la historia de Vitrasa y el de las propuestas de movilidad, gracias a Dios que son gratis, que estoy a 2 velas.

Por otra parte, más de uno pudiera pensar que haces esto para “mover avisperos” (sobre todo en un clima de polarización creciente).

A cuento de la ideología, yo te llegué a tachar de facha (sin fundamento, si bien me acabas de confirmar que de aquella tenías posiciones de derechas, al contrario que yo), alguna vez, y sin razón, fundamentalmente por el queme que traía del instituto (cuando leía Parada Solicitada estaba en 2º, 3º de ESO, yo soy del año 98). Fíjate cómo es la vida, que ahora mi hermano es libertario (y tengo que aguantarlo…).

Me parece fundamental, en la época oscura en la que estamos, esto que dices: «Lo más importante en la vida es buscar la virtud y el conocimiento, y las ideologías son obstáculos que nos entretienen y que hay que superar». Fernando Valmaseda, el primer día que entrabas en su clase de filosofía, lo primero que te decía era “toda ideología supone falsa conciencia, engaño”; cuánta razón tenía.

Un saludo otra vez, con lo que me dices aquí hoy, ya me caíste bien. Algún día volveré a mandarte propuestas de líneas (como ya hice en su momento…)

Hasta el próximo artículo.

Añadir respuesta

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.

Déjanos tu comentario

Para evitar el spam, revisaremos tu comentario, y no será visible hasta que lo aprobemos.